Antonia alcanza los 50 en la fragua con cena y monólogo personalizado.

merche en su cena con monólogo personalizado

Antonia es sorprendida con cena y monólogo personalizado por sus 50 años.  

Antonia no está acostumbrada a que le hagan un monólogo personalizado. Ni a eso ni a ser el alma de la fiesta. Antonia lleva toda la vida cuidando a los demás: es enfermera. Esta noche, la han cuidado a ella.

Su pareja, Quim, nos conoció buceando en la red. Llevan cinco años juntos, pero ha llegado ya a conocerse mucho y Quim estaba seguro de que este regalo si iba a gustar y también a sorprender.

Este es uno de nuestros puntos fuertes: somo únicos. Realmente, en toda la provincia de Barcelona, si quieres un monólogo personalizado incluido en la cena, solo tienes una opción: la fragua.

Antonia, además de guapísima, es una mujer fuerte, tenaz y llena de alegría. Sus hijos la adoran, y eso se nota. También sus amigas, ya que siempre es el alma de la fiesta.

Sobre esto girará el monólogo, pero también, y sobre todo, sobre la maravillosa historia de amor entre Antonia y Quim

Un monólogo personalizado lleno enamoramiento.

Y es que lo que cuenta Quim a Pep está lleno de amor, por los 4 costados, desde el sorprendente inicio entre ellos, hasta conseguir vivir juntos y armonizar las dos familias.

.

Estos son los elementos principales con los que Pep montará el guión del monólogo. A partir de ahí mucha ilusión, y muchas risas

Pep Ruiz, nuestro monologuista, subió dos veces para recibir los aplausos. Antonia está feliz  yencantada de la vida, encantada de su vida.

Cena con el menú de gala.

Quim estaba tan ilusionado con el cumpleaños de su pareja que tiró la casa por la ventana, escogió el menú de gala:

euros/http://www.lafraguaweb.org/restaurante/menu-gala-monologo-personalizado-30-euros/

Este menú tiene dos  de nuestras platos más famosos:  el rosbeef de buey con salsa de foie y el bacalao confitado con salsa de almendras. Es un menú muy completo y los invitados quedan saciados y muy a gusto. Es nuestro menú más caro, pero vale la pena, desde luego.

Además, parte del menú se sirve durante el monólogo: tablas de embutido y demás, y eso hace que vayas matando el hambre, claro

Después de la cena, levantamos las mesas, a las 12 de la noche, vino nuestro Dj y el baile tomó posesión de la fragua hasta las 3 de la madrugada.Las amigas de Antonia demostraron por que están como están.

Si quieres saber más sobre cómo organizamos nuestras cenas o comidas con monólogo personalizado

Si quieres saber que opinan de nosotros la gente que ya ha celebrado su fiesta:

Para saber más de nuestras cenas con monólogo

Si te interesa el monólogo personalizado pero quieras organizarlo en otro lugar, puedes contratar a nuestro monologuista, Pep Ruiz, aquí:

monólogos personalizados