Pepi llega al 50 aniversario en la fragua con cena y monólogo personalizado

Pepi siempre pendiente de todos, tiene hoy su gran fiesta de aniversario y su monólogo personalizado. 

Helena y Albert, los hijos de Pepi, ha ideado toda la fiesta, aunque desde luego, ha trabajado un poquito más Helena.

Es la que nos ha pasado toda la información para preparar el monólogo personalizado sobre su madre. Algunas amigas también nos han explicado algunas cosas y entre todas, Pep ha tenido suficiente información para preparar un buen monólogo.

La llegada de Pepi es muy divertida. Ella cree que va a cenar con su hija y nada más, no espera una celebración especial, por que a ella, no le gusta mucho ser el centro de atención.

La salida en tromba de todos los amigos y familiares fue increíble: globos saltando por aquí, personas felices por allí…

Risas y algún suspiro de alivio, ya que llevaban encerrados en el escenario más de 20 minutos! Suerte que los aires acondicionados de la fragua funcionan perfectamente, por que el calor fuera es de órdago!

Pepi no sabe a quien saludar primero, a quien besar ahora, con quien hablar… querría hacerlo con todos a la vez, y lo intenta de hecho. Pero claro, no se puede. El follón va aminorando poco a poco y Helena y Albert consiguen sentar a su madre en el lugar que Bruna les ha recomendado. Siempre nos gusta que la persona que es el centro del monólogo personalizado esté muy cerca del escenario, y de cara, claro.

Empieza el monólogo personalizado.

Las risas se van apagando y las lágrimas de Pepi también. Las luces se apagan. La voz de Paula, desde la grabación, pide que los espectadores apaguen los móviles.

Pep sube al escenario y empieza el monólogo cantando a capela una canción de… Los Pecos!!! Ni más ni menos! No es algo arbitratio: Pepi es una fan de este grupo, que se hizo famoso en los 80 con canciones un tanto… con canciones, vaya.

Pep, friki como el solo, ha memorizado toda una canción, pero mientras la canta, la va comentando, la verdad es que la letra no tiene desperdicio, sobre todo después del análisis de Pep.

Es el mensaje de Pep: Pepi, tocaya, es el momento de escuchar nueva música!

El monólogo personalizado recorre diferentes vivencias, momentos, anécdotas a las que Pep le da la vuelta… durante 40 minutos las risas y los aplausos son la tónica general.

Con un gran golpe de efecto final, Pep cierra el monólogo.

Un éxito. Y ya van unos cuantos. Como 900 aproximadamente.

Cena pica-pica.

Los hijos de Helena optaron por el menú pica-pica, que podéis consultar aquí:

http://www.lafraguaweb.org/restaurante/menu-pica-pica-monologo-personalizado-17-euros/

Preferían que la gente estuviera de pie y que fuesen alternando entre todos. Escogieron este menú pero lo ampliaron con más elementos, como tablas de embutidos, croquetas y buñuelos.  Se puede hacer, claro que se puede hacer

Estamos para serviros, por supuesto

 

 

 

Si quieres saber más sobre cómo organizamos nuestras cenas o comidas con monólogo personalizado

 

Si quieres saber que opinan de nosotros la gente que ya ha celebrado su fiesta:

Para saber más de nuestras cenas con monólogo